Cómo Cercalo venció a los de Samaria


Pero tampoco quedaron los samaritas sin ser  destruídos, porque juntados éstos en el
monte llamado Garizis, el cual tienen ellos por muy santo, estaban esperando lo que había de
ser: este ayuntamiento bien pretendía y aun amenazaba guerra a los romanos, sin quererse
corregir, por los males y daños que sus vecinos habían recibido; antes sin considerar las
pocas fuerzas que tenían, espantados porque todo les sucedía tan prósperamente a los
romanos, todavía estaban con voluntad pronta para pelear con ellos.
Holgábase Vespasiano con excusar estas revueltas y ganarlos antes que experimentasen
los judíos sus fuerzas; porque aunque toda la región de Samaria era muy fuerte y abastecida
de todo, temíase más de la muchedumbre que se había juntado, y temía también algún
levantamiento.
Por esta causa envió a Cercalo, tribuno y gobernador de la legión quinta, con seiscientos
caballos y tres mil infantes. Cuando éste llegó, no tuvo por cosa cuerda ni- segura llegarse al
monte y pelear con los enemigos, viendo que era tan grande el número de ellos. Pero los
soldados pusieron su campo a las raíces del monte, e impedíanles descendiesen.
Aconteció que no teniendo los samaritas agua, los aquejaba gran sed, porque era en
medio del verano, y el pueblo no se había provisto de las cosas necesarias; y fué tan grande,
que hubo algunos que de ella murieron: había  muchos que querían más ser puestos en
servidumbre y cautivados, que no morir: éstos se pasaban húyendo a los romanos, por los
cuales supo Cercalo cómo los que arriba quedaban tenían ánimo de resistirle, sin estar aún
con tantos males vencidos y quebrantados: subió al monte, y puesto su campo alrededor de
sus enemigos, al principio quísose concertar  con ellos y tomarlos con paz: rogábales que
preciasen y tuviesen en más la vida y salud propia que no sus muertes: asegurábales también
la vida y bienes si dejaban las armas; pero viendo que no podía persuadirles aquello, dió en
ellos y matólos a todos.
Fueron los muertos once mil seiscientos; la matanza fué hecha a veintisiete días del mes
de junio: con estas muertes y destrucciones fueron los samaritas vencidos.


Comentarios

Entradas populares