LEGIO IV FLAVIA FELIX


En el verano del 70 e.c., la antigua IV Legión Macedónica de Mainz, que había sido deshonrada por su conducta durante la revuelta de los Bátavos (69-70), fue reformada por el emperador Vespasiano bajo el nombre de la Cuarta (aparece en las fuentes antiguas como IIII o IV) Flavia Felix (“Afortunada por los Flavios”) y estacionada en Burnum (la actual Kostanje) en Dalmacia (Dión Casio, Historias Romanas, 55.24.3). Lo mismo le ocurrió a la XVI Gálica, que se convirtió en la XVI Flavia Firma (“Firme por los Flavios”).
Pese a que muchos soldados de la nueva unidad debían haber pertenecido a la antigua legión, hubo también nuevos reclutas del norte de Italia y quizás del sur de la Galia. Gneo Julio Agrícola (el futuro suegro del historiador romano Tácito) supervisó la autentica re-fundación de la legión. Debido a que el símbolo de la legión era un león, es posible que fuese oficialmente constituida y entregada su águila a finales de Julio o primeros de Agosto del 70, durante el signo Zodiacal de Leo.
Su primera base estuvo en Burnum, en la provincia de Dalmacia. La Cuarta Legión Flavia sustituyó a la XI Claudia, que había sido transferida al Rhin. La presencia de la IV Flavia esta atestiguada por un par de inscripciones y diversas tejas y ladrillos con su sello. Entre sus soldados estuvo Javoleno Prisco, quien se convirtió en uno de los más famosos juristas romanos durante el reinado del emperador Trajano.
En estos primeros años de existencia de la legión fue cuando la IV Flavia recibió el título de Felix. Es posible que le fuese otorgado en su fundación, pero lo es más que fuese un premio a alguna victoria militar, quizás sobre los dacios, quienes se convertirían en peligrosos enemigos en los próximos cuarenta años o así.Los dacios invadieron el Imperio romano en el 86 y derrotaron a las legiones -al menos a algunas de ellas- que supuéstamente debían defender Moesia. El emperador Domiciano reorganizó la frontera del Danubio y preparó las legiones para la guerra contra los dacios. La provincia de Moesia fue dividida en dos provincias, y la IV Flavia fue enviada a defender la Moesia Superior -la mitad oeste de la frontera del bajo Danubio-. Es probable que ahora estuviese estacionada en Singidunum (Belgrado), aunque una breve estancia en Viminacium (Kostolac) no puede ser excluida. Varias inscripciones sugieren que una vexillatio (destacamento) de la IV la usó como su base también.
En el 88, un enorme ejército romano invadió la Dacia y el general Tetio Juliano derrotó al rey Decébalo en Tapae; la IV fue una de las nueve legiones envueltas en la guerra. Desafortunadamente, la revuelta del gobernador de Germania Superior, Lucio Antonino Saturnino, en el 89, evitó un éxito definitivo.
En el 98, el emperador Trajano ordenó a la legión construir caminos en la región norte del Danubio, donde Tibiscum (actual Jupa) había sido fundada (y se habían descubierto minas de cobre). Las Puertas de Hierro estaban ahora protegidas por tropas romanas desde ambos lados.
Cuatro años más tarde, la IV Flavia Felix tomó parte en la campaña contra los dacios de Trajano y fue brevemente estacionada en la capital de losrecién anexionados territorios, Sarmizegetusa, junto a las otras legiones en la fuerza de ocupación: la I Adiutrix y la XIII Gémina. Una vexillatio construyó un fuerte cerca de Arad en el oeste de Rumanía, desde donde controlaba a los Sármatas, una tribu en el este de Hungría que había aniquilado a la XXI Rapax en el 92, y protegía el camino a lo largo del río Mures, que conectaba Dacia y Panonia (Hungría occidental).
El sucesor de Trajano, Adriano, transfirió la legión de vuelta a Belgrado y entregó parte de las conquistas, pero las tropas romanas continuaron patrullando a lo largo del camino del Mures. Un destacamento protegía Apulum (Alba Julia), que era famosa por sus minas de oro.
La legión es también conocida por haber protegido diversos caminos en Moesia Superior. Un puesto de vigilancia en Naissus (actual Niš) es mencionado en una inscripción. Otro puesto fue Ulpiana, donde el camino desde el Danubio se bifurcaba: un ramal guiaba a Tesalónica y el Mar Egeo, el otro a Scodra y el Mar Adriático.
Durante el reinado de Antonino Pio (138-161), la frontera del Danubio estuvo tranquila y un destacamento dela IV Legión pudo ser enviada a Mauritania para luchar contra sus levantiscos habitantes.
Monumentos dedicados a la IV Flavia Felix han sido encontrados en Aquincum (Budapest). Esto sugiere que otro destacamento reemplazó a la II Adiutrix durante sus ausencias a lo largo de las guerras de Lucio Vero contra el Imperio parto (162-166).
La IV Legión jugó un importante papel en las campañas de Marco Aurelio contra las tribus más allá del Danubio, que comenzaron en el 165. en algún momento durante la guerra, un joven senador llamado Aulo Julio Pompilio fue puesto al mando de la I Itálica y la IV Flavia Félix, recibiendo poderes de gobernador (pretor). Es posible que tuviese que organizar una provincia en el lado más lejano del río.
Pese a todo, un falso informe de que Marco Aurelio había muerto provocó una rebelión en el este, donde Avidio Casio fue proclamado emperador (175). Aunque el usurpador fue asesinado, Marco Aurelio se decidió por visitar las provincias orientales. La lucha se interrumpió, y los planes de crear una nueva provincia nunca se llevaron a cabo. La guerra estalló de nuevo en el 178, con los romanos teniendo ventaja. Los detalles no están muy claros, pero parece ser que la IV Flavia Félix tuvo de nuevo un papel prominente. Uno de los oficiales de la legión en el 180 era Clodio Albino, el futuro emperador (Historia Augusta, “Clodio Albino”, 6.2).
En el 193, tras la muerte del emperador Publio Helvio Pertinax, los romanos lucharon en una guerra civil, en la cual las legiones del Danubio apoyaron a Lucio Septimio Severo, el gobernador de la Panonio Superior, contra Pescensio Niger de Siria y Clodio Albino -ya mencionado- de las provincias del oeste. Severo tuvo éxito finalmente y gobernó hasta el 211. Finalizó la Guerra Pártica que había sido comenzada por Lucio Vero.
De nuevo, la II Adiutrix fue transferida a Mesopotamia, y otra vez, un destacamento de la IV Flavia Felix ocupó Budapest. Se asume que otro destacamento se unió a la campaña oriental, ya que una inscripción prueba la presencia de un soldado en Alejandría de Troas, en el noroeste de Turquía. El hecho de que la legión fuese, en esos años, comandada por Cayo Julio Avito Alexiano, el cuñado del emperador y nativo de Siria, parece confirmarlo.
En la tercera centuria, varias guerras se lucharon contra los sucesores de los partos, el Imperio sasánida de Persia. Que la IV Flavia Felix tomó parte en al menos una campaña es más que probable, ya que la lápida de un legionario ha sido encontrada tan alejada de Belgrado como pueda ser Cirro en Siria. Una inscripción en Speyer, en el Rhin medio, debe pertenecer a una de las guerras contra los alamanes (la de Caracalla en el 213, la de Alejandro Severo en el 235, o la de Maximino el Tracio en 235-236); de nuevo, un destacamento de la IV Flavia Felix pudo haber dejado Moesia Superior. La Cuarta estuvo envuelta en las luchas en las colinas de Harzhorn, en el interior de Germania, donde hallazgos romanos pertenecientes a una batalla durante el reinado de Maximino el Tracio fueron descubiertos.
Estuvo en Belgrado sobre el año 300 e.c., cuando una inscripción fue dedicada al genius (espíritu protector) de la legión. Junto con las recientemente fundadas V Iovia y VI Herculia protegió la importante ciudad de Sirmium (Sremska Mitrovica).

La Cuarta Legión Flavia estaba aun en activo en la Moesia Superior en la primera mitad del siglo cuarto, pero desapareció de los registros históricos antes del 400.

Comentarios

Entradas populares